La Red Médica y de salud más completa de Panamá.

Hemorroides: Descubre una nueva técnica quirúrgica e indolora para solucionarlas

 

Por el Dr. Carlos Abadía

Cirugía general y coloproctología

Tel. 6266-8899 

 

Durante siglos, los humanos han padecido Hemorroides, enfermedad que ha sido y sigue siendo muy frecuente en la Práctica Médica. Hipócrates ya hacía referencia a La Enfermedad Hemorroidaria e inclusive proponía Tratamientos Médicos y Quirúrgicos.

 

El Término “Hemorroides” proviene de la palabra griega Haimorrhoides, Haima, “Sangre” o “Hemorragia”, y Rhoos, “Flujo”.  No hay una definición que precise lo que es la enfermedad Hemorroidaria, ya que la naturaleza exacta del padecimiento aún se desconoce.

Por muchos años, se han considerado como dilataciones de los plexos arteriovenoso superiores e inferiores, pero tal vez la explicación no sea tan simple.

 

¿Por qué se origina?

 

No se ha logrado demostrar con precisión la génesis de la enfermedad Hemorroidaria, pero se señala que el estreñimiento, al implicar mayor esfuerzo al momento de la evacuación, produce congestión de los “Cojinetes Hemorroidarios”.

Al persistir el pujo se estiran y debilitan los soportes de dichos cojinetes y se va provocando el prolapso hemorroidario, por debajo de la línea anorrectal hacia afuera del conducto anal. Sin embargo, cabe señalar que no todos los pacientes con enfermedad hemorroidaria son estreñidos.

 

 

¿Cómo se clasifican?

 

Existen hemorroides externas e internas; por lo general, son mixtas y sólo en una minoría se les encuentra constituidas por un solo tipo. Las hemorroides externas están recubiertas por piel y las internas por mucosa.

 

Las hemorroides internas se clasificación en cuatro grados:

 

 

Síntomas:

 

El cuadro clínico depende de su localización (externas o internas) y de la ausencia o presencia de complicaciones.

 

Hemorroides externas

Las hemorroides externas tienen tres síntomas principales: Dolor, tumoración y prurito anal.

Hemorroides internas

Al igual que Las hemorroides externas, las internas tienen síntomas propios; fundamentalmente son dos: Hemorragia y prolapso.

 

Tratamientos:

 

El tratamiento quirúrgico es el único método curativo de la enfermedad hemorroidaria; está indicado en todos los pacientes en los que ha fracasado el tratamiento médico o alternativo no quirúrgico, en aquellos que tienen sintomatología de hemorroides externas y en hemorroides internas grados II, II y IV con sus complicaciones.

 

Las pomadas, cremas o supositorios tienen una utilidad muy limitada, ayudan a mejorar los síntomas transitoriamente y no resuelven el padecimiento.

 

Entre las técnicas quirúrgicas tradicionales encontramos:

 

  • Hemorroidectomía convencional o clásica.
  • Hemorroidopexia con suturadora Mecánica
  • Desarterialización Hemorroidal Transanal guiada por Doppler. (TDH)

 

¿Qué es el método THD?

 

Es un procedimiento quirúrgico para tratar las hemorroides de manera mínimamente invasiva y con un nivel de dolor muy bajo.

Este método consiste en una ligadura selectiva de las arterias hemorroidales guiadas por ultrasonido Doppler más pexia o lifting del tejido prolapsado, para así reducir el flujo sanguíneo a las hemorroides internas.

 

Esta técnica en la actualidad trata los dos factores fisiopatológicos que involucran la enfermedad hemorroidal, que son el sangrado y la falta de fijación de los tejidos prolapsados en el canal anal, que se originan no solo por el esfuerzo evacuatorio, sino también por la edad.

 

Los beneficios de este método THD para el cuidado de Las hemorroides son:

 

  • Al ser un procedimiento mínimamente invasivo, la recuperación es más rápida y la escala del dolor es mucho menor con respecto a la cirugía convencional, con mucho menor riesgo de complicaciones y una rápida reincorporación a la vida laboral y social.
  • La operación se lleva a cabo de forma ambulatoria, dejándose al paciente hospitalizado por un máximo de 24 horas.
  • Las indicaciones son hemorroides internas sangrantes y prolapso de grado 2 y 3

 

 

Comments

comments

?>