La Red Médica y de salud más completa de Panamá.

Rejuvenecimiento facial no quirúrgico

Dr. Manuel Len y la Dra. Kathia R Montero

Venus medicina estética

David, Chiriquí Tel. 6210-5731

 

¿Han empezado a asomarse las arrugas en tu rostro?, ¿Tu piel se está manchando, está más reseca o te han salido verruguitas?, ¿Te incomodan y molestan los cambios que ves en el espejo cada mañana?

 

A algunas personas la palabra envejecimiento les produce aversión, pero la realidad es que nadie se salva del paso de los años. El envejecimiento, en general, inicia desde que nacemos pero sus signos externos visibles se observan, aproximadamente, a partir de los 27 años.

 

Existen dos procesos de envejecimiento que se dan en el organismo humano de forma simultánea. Estos son:

  1. El envejecimiento cronológico:  proceso esperable, progresivo e imparable.
  2. El envejecimiento de causas externas: están involucrados factores como la exposición a sustancias como el tabaco, alcohol, jabones; también la nutrición, el estilo de vida, pero sobre todo la exposición repetida y crónica a Rayos UV, llamado FOTOENVEJECIMIENTO. Los Rayos UV son la causa más importante de envejecimiento cutáneo .

 

Siempre hay tiempo

 

Siendo la piel, nuestra cubierta externa, es de suponer que en ella se manifiesten fácilmente los signos de envejecimiento. Los cambios no sólo ocurren en la piel sino a todo nivel, desde el nivel óseo hasta la epidermis. En el rostro, estos cambios producen alteraciones tanto en lo cutáneo, como en la forma y volumen. La buena noticia es que existen tratamientos para prevenir, restituir y corregir estos incómodos signos.

 

Existen básicamente dos tipos de tratamientos médicos:

 

  • Quirúrgicos que constituyen el 40%  
  • No quirúrgicos (también llamados mínimamente invasivos) que constituyen el 60% y en alza.

 

Dependiendo de las características particulares de cada paciente y las estructuras involucradas en su envejecimiento facial, así deberemos abordarlas. El análisis anatómico de los cambios y el conocimiento  de las causas de las alteraciones puede orientar hacia un diagnóstico correcto, por tanto un tratamiento apropiado.

 

No existen menús o paquetes que se puedan aplicar a todos los pacientes puesto que cada paciente debe individualizarse y realizar un diagnóstico médico de sus alteraciones; pero para detallar algunas de las alternativas, dependiendo del caso, puedo señalar algunos de los tratamientos:

 

  • Para laxitud de las estructuras: Rellenos líquidos, hilos de sustentación, procedimientos quirúrgicos, terapia de inducción de colágeno, estimulación con sustancias bioactivas y láser.
  • Para arrugas en general: Resurfacing, rellenos y toxina botulínica.
  • Para pérdida de volumen o redistribución de grasa: Grasa, rellenos, hilos de sustentación.
  • Para pérdida o reabsorción de estructuras óseas: Implantes, rellenos.
  • Para despigmentación cutánea:  Intensidad de luz pulsada, peelings, láser, estimulación con sustancias bioactivas.
  • Para telangiectasias (arañitas vasculares): láser, intensidad de luz pulsada, mesoterapia con sustancias específicas, estimulación con sustancias bioactias.
  • Para regeneración cutánea: peelings, estimulación cutánea con factores de crecimiento, mesoterapia, entre otras.

 

Sin panaceas

 

Como los cambios ocurren a distintos niveles y profundidades, ningún tratamiento por sí sólo puede abordar la totalidad de ellos, por tanto, es importante que se entienda que la combinación de terapias es lo que produce el mejor de los resultados.

 

Los tratamientos de rejuvenecimiento mínimamente invasivos se realizan en consultorio con tiempos de recuperación casi inmediatos; además no necesitan hospitalización ni anestesia general. Por esta razón, las estadísticas muestran una tendencia mundial cada vez mayor hacia los tratamientos de rejuvenecimiento facial mínimamente invasivos.

 

Los dos tratamientos de más demanda son la toxina botulínica (Botox ®, etc.) y los rellenos líquidos con ácido hialurónico (el más ampliamente utilizado). Juntos constituyen aproximadamente el 60% de todos los procedimientos estéticos a nivel mundial.

 

Sólo por ponerlos en perspectiva, la Asociación Americana de Cirujanos Plásticos y Estéticos reportó que en el año 2010, en Estados Unidos se realizaron en rostro un total de 2 millones 437 mil 265 aplicaciones de toxina botulínica y  1 millón 315 mil 121 rellenos con ácido hialurónico.

 

¿Cuál es el error frecuente de los pacientes?.

 

Pues que se ven abrumados por la propaganda engañosa o el exceso de ofertas que prometen resultados no acordes con la realidad, o por profesionales no idóneos ni con las competencias necesarias que, frecuentemente, producen resultados poco satisfactorios o fatales.

 

Solución: Consulte y asesórese con un profesional médico; exíjale que compruebe la veracidad de su idoneidad y de sus competencias.

 

Es cierto que las profesionales de la Estética, llámese cosmeatras, esteticistas integrales y demás, pueden brindarle apoyo con tratamientos que mejoren la hidratación, nutrición y limpieza de su cutis, pero los cambios relativos al envejecimiento van mucho más allá de la piel.

 

Para un rejuvenecimiento facial satisfactorio es necesario utilizar procedimientos que sólo los médicos pueden o tienen la idoneidad de realizar. Claro está, pueden verse apoyados por tratamientos supervisados que realicen las cosmeatras o esteticistas.

 

Dicho esto, las causas más preponderantes del envejecimiento de causa externa como hemos señalado son: fotoenvejecimiento, causado por los rayos UV; el tipo de alimentación, el estrés, la falta de descanso apropiado, el fumar, las enfermedades degenerativas crónicas (diabetes, hipertensión), entre las principales a nombrar.

 

Principales recomendaciones

 

 

  • Protegernos de los Rayos UV (sol y fuentes de luz artificial como las luminarias de oficina) utilizando un protector solar en todas las partes expuestas al sol, en especial, el rostro. En caso de ir a la playa o piscina evitar las horas de mayor peligro que usualmente son entre las 9 a.m. a las 4 p.m. Estar atentos al índice de rayos UV que se publica todos los días.
  • NO fumar y evitar el fumado pasivo.
  • Dormir un total de 7 horas como mínimo. También se incluye en esto el evitar trasnocharse o los turnos rotativos de trabajo, porque alteran nuestro ciclo.
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol.
  • Realizar actividades que disminuyan nuestro estrés (yoga, meditación, actividades al aire libre).
  • Alimentarnos con una dieta balanceada rica en antioxidantes, manteniendo un peso ideal y ejercitandonos frecuentemente.
  • Llevar un control estricto de nuestras enfermedades crónicas.

 

En fin, HÁBITOS DE VIDA SALUDABLES.

 

Mente Sana

 

A título personal agregaremos a estos consejos el mantener una actitud positiva y una estabilidad emocional; reír y hacer cosas por nosotros u otros que nos satisfagan y hagan sentir felicidad y plenitud a diario. Es importante mantenernos sanos y jóvenes mentalmente.

 

 

Envejecer con dignidad es también cuidar y valorar nuestra imagen. Vernos bien ayuda a sentirnos bien… Esto nos proporciona una sensación de bienestar y vitalidad que mejora nuestra actitud ante la vida y alegra y armoniza nuestro espíritu.

 

 

Consúltanos en Venus Medicina Estética Cel: 6210-5731, 730-4882

 

 

Comments

comments

?>